martes, 25 de noviembre de 2008

-Cuatro hombres, una mujer y la letra de su sujetador-

Publicado por Eulogio:



Eran cuatro, solo cuatro, para con una mujer sola solita, bailar.
El profesional, el ligón, el compañero y el máquina.
Todos con ansiedad con ellas salsa o bachata querían.
Después de su primera clase ¿qué ella tan sola, solita, pensar podría?.

Como siempre en el merecumbé, después de cenar el lunes llegamos.
El profesional todo preparado lo tenía, ¿su presa fácil sería?
La música a petición elegida, el primero en sus brazos la poseía.
Hasta de rodillas, suave, sensual la mecía, sin parar que bien lo hacía.

Llegó el ligón, niña aprende, la soltó, al cielo te voy a llevar yo.
Mil figuritas en un par de canciones a ella la plasmó.
Nuestra nueva y novata compañera el tipo aguantó.
Estaba feliz pero inquieta, excusas para poner, ponía.

Con el compañero relajada el básico solo realizó.
Más a gusto estaba, aunque incómoda de algo se quejaba,
pero él, no se atrevía a preguntar, por no molestar,
hasta que con la excusa de beber y del servicio ella lo dejaba.


Llegó el turno del máquina, bailar lo que es bailar apenas bailó.
Como siempre, sin uno, a su ritmo y compás, lo más importante la dijo,
"En ningún de los bailes, con pasión, te he visto a tu pareja mirar,
a los ojos siempre, !mírame siempre! , no pienses, relájate, déjate llevar".





Y el máquina sin su uno, pero relajado, dejar de mirarla profundo no hacía,
Su arte y su gracia de susurrarla no paraba , y ella dejar de reír no podía.
No era el profesional, ni el ligón… ni nadie, ni siquiera su femenina soledad
lo que toda la noche a disgusto a ella la había hecho estar.

¡Era su sujetador! aunque no se veía, el pecho en cada vuelta se le salía.
Y es que la letra mal la tenía, la de la talla de su sujetador.
Y sólo el más torpe, el máquina, el que a sus ojos siempre miró,
fue el que lo de la letra acertó y ya ella entones a todos lo confesó.

PD: Cada uno su personalidad debe desarrollar y a nadie imitar, pues aunque de momento algo no sepas realizar, si te esfuerzas constante y si seguro de ti estás, disfrutarás, ella lo notará y como a mi su correo te dará.
Google+